Tipos de ceremonias

Foto tipo de ceremonias

¿Estáis en el momento post-pedida y estáis pensando cómo organizar vuestra boda y no sabéis por dónde empezar? Bien, bueno, lo principal es decidir el tipo de ceremonia que queréis. Como ya sabéis, existen ceremonias civiles y ceremonias religiosas, os vamos a explicar brevemente la diferencia entre cada una de ellas.

Ceremonia religiosa:

Si vuestra idea es casaros por la iglesia, debéis saber que dentro de la ceremonia podéis elegir si queréis incluir misa o no. Las ceremonias sin eucaristia suelen duran unos 30 minutos y con eucaristía se alarga a una hora más o menos, también existe la opción de realizar una eucaristía que dure 40 minutos, que es la que muchos novios terminan eligiendo.

A la ceremonia pueden asistir tantos invitados como queráis, normalmente los familiares se sientan en la primera fila de bancos. El novio espera a la novia en el altar con la madrina y unos minutos más tarde, aparecerá la novia con el padrino.

El cura dará la bienvenida y hará diversas lecturas (que pertenecen a la Biblia). Estas lecturas las pueden realizar los invitados, y si los novios quieren dirigirse alguna palabras también podrán hacerlo.

Luego se da pie a los ritos, que constan de 3 partes antes de la entrega de los anillos y arras: La Monción, cuando el sacerdote explica el significado católico del matrimonia, El interrogatorio, donde los novios responden a diferentes preguntas y, por último el consentimiento (el momento más esperado) donde se da el “sí, quiero”. Después de estos tres ritos se procede a entregar los anillos y arras tras la bendición del sacerdote.

Para casarte por la iglesia tendrás que realizar un cursillo prematrimonial que dura unos días, actualmente también se puede hacer a distancia o en grupo. El guión del enlace es estricto, sacado de la Biblia, y es el cura el que os casa. No tiene un coste fijo pero, a pàrte de los trámites, sí suelen pedir un donativo.

Ante notario:

Hoy en día, la opción más rápida de casarte oficialmente es ante notario. Es una opción más económica que ronda alrededor de los 120€, eso sí, debéis ser vosotros los que abráis el expediente matrimonial en el Registro Civil (quizás esto en 2021 cambie) y para ello, es mejor anticiparse unos seis meses. La boda consiste en firmar las escrituras del notario por parte de la pareja y delante de los testigos. El notario os preguntará si deseáis contraer matrimonio con el otro y después os declarará marido y mujer. En las escrituras solamente se refleja el día, la hora, el lugar y la firma de los contrayentes.

Por el juzgado:

Para casarte por el juzgado hay que pedir cita y os darán un día a una hora concreta, el sí quiero es gratis.

En el ayuntamiento:

Casarse por el ayuntamiento es más caro que las demás opciones, también es verdad que te dejan invitar a más gente y hacer que el momento sea más “especial” añadiendo un poco de decoración y ambiente de “boda”. También puedes elegir la hora y la fecha de la ceremonia. El precio ronda entre los 150 y 300 euros.

Como podéis ver, a estas ceremonias les falta el toque personalizado e íntimo que a muchas de vosotras os gusta y de ahí surge la figura de la oficiante de bodas. El oficiante de bodas es el encargado de oficiar una boda pero, además, se encarga de crear y organizar una ceremonia personalizada e íntima que encaje con vosotros como pareja y que sea inolvidable. En el próximo post os hablaremos de lo que realmente hace el oficiante de bodas, así que, estad atentos!